Cuando los pasos no dejan huellas, Significa que somos sigilosos o simplemente no nos hemos movido.