En Julio de 2005, cuando celebremos la entrada de las nuevas autoridades y la salida de la gestión rectoral 2001-2005, éstas son algunas de las opiniones que me gustaría escuchar de las personas entrevistadas en ese día:

Profesor(a)

"Ahora tengo los insumos necesarios para mi trabajo en la oficina, el aula y el laboratorio. Se dispone del presupuesto y siempre hay personal de apoyo pendiente y dedicado para que ello ocurra. Los profesores jubilados nos asesoran y participan en ciertos proyectos de docencia, investigación y extensión.

Estudiante

"Estoy siempre atendido por profesores y personal de apoyo. Los procesos son rápidos y casi no tengo que hacer colas. Me hacen sentir como en mi casa y se ocupan de mi formación integral".

Empleado(a)

"Profesores, ayudantes académicos, preparadores, empleados y obreros estamos informados de todos los asuntos que conciernen a nuestro salario, compensación y beneficios socio-económicos. Puedo solicitar y confiar en el consejo y ayuda de la Dirección de Recursos Humanos."

Egresado(a)

"La Universidad Simón Bolívar mejoró sensiblemente sus indicadores de gestión institucionales y el de sus unidades, gracias a un financiamiento oportuno de sus actividades de docencia, investigación y extensión y al trabajo creativo y productivo de todos los miembros de su comunidad. En este logro participaron profesores, estudiantes, personal de apoyo, egresados y amigos."

Una autoridad rectoral saliente

"Se implantó una cultura de servicio a los miembros de la comunidad con calidad. Igualmente se fortaleció el patrimonio ético, intelectual y físico de la Universidad Simón Bolívar."

Nuestra comunidad exige del Vice-Rectorado Administrativo, la consecución de un presupuesto adecuado y finanzas oportunas para las actividades académicas, celeridad en los pagos del salario de su personal, pago puntual de compensaciones y beneficios laborales (cajas de ahorros, prestaciones, y HCM entre otros); información y orientación sobre aspectos de seguridad y beneficios sociales para el personal y estudiantes, servicios de apoyo eficientes para la actividad académica, y rendición de cuentas periódico y transparente.

Para cumplir con estas exigencias, trabajaremos por un financiamiento apropiado y oportuno de las actividades académicas, aplicaremos una política innovadora para la captación de ingresos, seguiremos racionalizando los servicios generales y fortaleceremos la cultura del servicio con calidad en nuestro personal, desarrollaremos los indicadores claves de gestión del Vice-Rectorado. Proponemos la creación de un Consejo de Fomento con participación de toda la comunidad, para obtener nuevas fuentes de financiamiento; activaremos el Consejo de Administración para trabajar en equipo por la productividad administrativa, y conformaremos Grupos de Tarea para mejorar la calidad del ambiente físico, psicosocial, y los procesos de apoyo. Una organización que aprende en conjunto se desempeña exitosamente. La calidad que logremos será la garantía de la excelencia.

Para dialogar sobre este material y tus sugerencias, podemos comunicarnos por medio del correo-e. Te agradezco me escribas a gyaber@usb.ve ˇGracias!